Aquí tienes todo sobre el precio de las webs:

  • Opciones para una página web económica
  • Opción para una web avanzada
  • Lo necesario para hacerte la web tu mismo
  • Un cálculo rápido del coste de oportunidad (o sea, lo que perderás por tener una mala web)

Para no andarme por las ramas, te presento varias opciones que podrás encontrar por internet y luego te explicaré las ventajas de cada una:

Opción económica. Web sencilla de 90 a 400€

cuanto cuesta una web: 90 eurosEste servicio es de fiar. Consiguen hacer una web sencilla de apariencia profesional por un precio muy ajustado. Eso sí, obtienes lo que pagas y luego no puedes pretender algo muy personalizado, una tienda online como si hubieses pagado 5.000€ ni que te atiendan al teléfono durante horas. Consiguen estos precios por venderte el producto como si fueses al supermercado: Lo ves, lo escoges, lo pagas, y te lo llevas.

Opción profesional: Web preparada para marketing online desde 795€

Dependerá de lo que busques:

  • Una tienda online básica puede estar lista desde unos mil euros
  • Una tienda ecommerce con opciones avanzadas cuesta muchas horas de trabajo de un programador
  • Un desarrollo a medida puede costar muchos miles
  • Una web normal, bien hecha, unos 800
  • Si tu web solo tiene que parecer bonita, seguro que encuentras algo por 400 euritos, pero no le pidas peras al Olmo

¿Cuánto cuesta una web? -> Opción “Hazlo tu mismo”

Respuesta rápida: desde 70€, hasta todo lo que te quieras gastar en programación, sin contar el tiempo. Todo depende del nivel de personalización y complicación que necesite tu web.

Para ir bien, todo lo que necesitas es:

  • Hosting de calidad por unos 6€ al mes (Una opción de calidad es Webempresa)
  • Theme para WordPress por 55€ (Te recomiendo Thrive Themes)
  • Imágenes profesionales, unos 10€ (En DollarPhotoClub)
  • Saber lo que haces o muchas horas disponibles

Si te lo quieres hacer tu mismo tienes Recursos para WordPress donde encontrarás todo lo que necesitas para montarte una web o un blog (hasta cupones de afiliado con descuento para que te ahorres dinero en el mismo hosting que usa este blog).

Ahí está todo lo que necesitas para crear una web profesional por 70€. Ahora viene la parte menos fácil:

Tienes que valorar si tus conocimientos de diseño son suficientes para darle un aspecto realmente profesional a tu web sin perder semanas enteras haciendo pruebas. Incluso puedes pasarte semanas buscando y probando un tema gratis para WordPress; y en vez de comprar imágenes, estarte horas enteras buscando fotografías en alta resolución que tengas derecho a utilizar. Tendrías una web por 60€ y un montón de tiempo invertido.

Si por el contrario decides contratar un freelance que te monte una web sencilla, con un diseño profesional pero estándar, y algunos adornos, es muy posible que encuentres a alguien que te lo haga en unos dias y tengas una web profesional por unos 400€.

Si quieres una web personalizada, quieres botones que hagan exactamente lo que tu decidas, una zona privada para tus clientes, y todo lo que se te ocurra… Eso es caro porque necesitaras que el diseñador y el programador pasen tiempo adaptando el sistema a tus necesidades y gustos. Fácilmente puedes pasarte de los mil euros, pero conseguirás una herramienta de venta eficaz que te conseguirá clientes, que es lo más importante

Algunos de los que leáis esto seréis capaces de coger esas piezas, juntarlas, y montar vuestra web en un día, con un aspecto más que decente, incluso mejor que este blog. Pero si no es el caso…

¿Cuánto le costará a mi negocio una web NO profesional?

Otros por desgracia, pensarán que pueden, y peor aún que el tiempo, ya no digo desperdiciado ni perdido, sino el tiempo invertido en aprender cómo hacer una web, obtendrán una imagen personal o de marca bastante pobre. Si luego pretenden ser una empresa que da servicios profesionales, una imagen poco profesional les va a robar muchos, pero que muchos clientes. Y eso es muy dificil de valorar.

Ojo, no digo que no puedas hacerlo. Digo que tienes que valorar el tiempo invertido y la profesionalidad que transmite el resultado final.

Hagamos algún número:

  1. Has comprado los servicios necesarios para montar una web, y la has puesto en marcha: 60€
  2. Has pasado 15 horas escogiendo una plantilla gratis que te guste, que cargue rápido, que se vea bien desde una tablet o móvil. Si facturamos a 20€ la hora: 300€
  3. Pones por tu cuenta una campaña de AdWords y recibes más de 100 visitas que se marchan sin comprarte: 100€
  4. Hablas con posibles clientes que al ver tu web piensan que no eres serio: No tiene precio

Total: Crees que has ahorrado 200€, pero en vez de eso has perdido más de 500 euros por no dar a tus clientes una imagen profesional que te ponga a la altura de tu competencia.

Cuánto cuesta una web gratis

Mucho. Es muy fácil: No eres profesional y te quedará una web mediocre, asustarás a tus clientes y perderás mucho más.

Si cuando pensamos en la web de nuestro negocio, en vez de en términos de gasto, pensamos en términos de inversión (igual que las herramientas, la publicidad y cualquier cosa que rodea a un negocio). Estamos más cerca de una web que nos salga gratis. Ahí es donde hay que trabajar, en la mentalidad.

Primero hay que saber lo que quieres conseguir. Y si quieres que te contraten para trabajos donde te pagan la mano de obra, la rentabilidad es mucho mayor que cuando te dedicas a vender con un porcentaje de ganancias, pues normalmente el porcentaje es el 100% menos los gastos que tengas.

Suponte que eres fisioterapeuta y quieres una web para mostrar tus servicios:

  1. Web profesional por 300€
  2. Campaña de AdWords optimizada por un especialista con una página de aterrizaje específica para tus potenciales clientes:150€
  3. Consigues 150 visitas y 50 posibles clientes

Aunque los números parecen muy optimistas, tengamos en cuenta que la web no hay que hacerla cada vez. Si de esos “leads” o “prospectos” o contactos, consigues sólo 10 clientes que se lleguen a gastar 50€ cada uno en tus servicios. Ya puedes decir que la web te ha salido gratis.

El coste y el valor de una web

El preguntar “cuanto cuesta” está más relacionado con un gasto que con una inversión. El error en realidad es de concepto, pues una web, el posicionamiento, el SEO y el SEM son partes de una estrategia de marketing que solo tiene una finalidad: VENDER. Todas las partes de una estrategia deben conducir al ROI (Retorno de la Inversión). Si una web tiene como objetivo conseguir ventas, la pregunta correcta es: “¿Cuánto cuesta vender por internet?”

La temporada que trabajé en una empresa de marketing tenía una compañera que usaba el siguiente argumento para los clientes: “Hay gente que se gasta 5.000 euros en una web, pero esa web no la ve nadie, y luego quieren posicionamiento con 30€ y además vender. Pues no, hazlo al revés: hazte una web muy simple con 300 euros, y gastate 5.000 en posicionarla y que la gente te conozca, entonces venderás!”. Aunque el argumento va por buen camino, le faltan algunos detalles.

Tal vez creas que tu objetivo no es vender, pero seguro que hay alguna acción que necesitas de tu visitante: Un registro, un +1, que te añada a círculos, un follow, me gusta… Créeme, al final del camino lo que quieres es que la inversión haya servido de algo, aunque luego los beneficios sean para crear una escuela en África, o lo que quieras sea conseguir trabajo gracias a tu blog, necesitas sacar rentabilidad a esa herramienta de marketing que es tu web. Llámalo como quieras. Yo lo llamo definir objetivos.

Las preguntas correctas son las que te llevan a tu objetivo. En nuestro caso, recuperar el dinero invertido (ROI) y que al final hasta puedas decir que la web no solo te ha salido gratis, si no que tu web es una máquina de generar dinero y clientes!

Share This