Qué es un Gurú

2

POST DATA: Perdona que hoy me desvíe un poco del tema, pero creo que es necesario que todo blogger o comentarista de blogs entienda bien el sentido de esta palabra.

El otro día hice un post en caliente sobre cómo crear un blog que posicione desde el primer día que molestó a más de uno porque creyeron identificar a la persona que me había escrito unos párrafos que yo califiqué de “tontería”. Lo gracioso es que incluso bloggers molestos me daban la razón en el artículo.

Lo que hoy quiero hacer es darles la razón y pedirles disculpas por llamar “gurú” a quien no lo es, y por calificar de “tontería” una estrategia que desde mi punto de vista es simplemente una contraindicación.

Pero además aclararemos porqué normalmente usamos mal esta palabra (y me incluyo). Y partiremos una lanza a favor de los verdaderos gurús.

Características de un gurú

Un gurú, según el diccionario, es una especie de guía espiritual, alguien que tras haber recorrido un camino difícil de encontrar y de seguir, ayuda al resto a hacer lo mismo. Nos quedamos con la acepción de “Persona a la que se reconoce autoridad intelectual”.

Normalmente esa definición se aplica mal en el sector blogger y tenemos la tendencia de llamar Gurú a cualquiera que se dedica a aconsejar al resto sin haber demostrado bajo nuestro criterio que merece ese privilegio (a veces sin la capacidad ni experiencia necesaria).

Los casos más graves se dan cuando el que recibe la etiqueta de Gurú aconseja cosas que son un completo contrasentido, y ahora viene cuando cada lextor debe decidir lo que tiene o no sentido.

También llamamos gurús a los que no aportan suficiente valor, o hablan mucho para no decir nada (o para no escribir lo que queremos leer). El problema casi siempre es que nos dan las claves y no sabemos aplicarlas, pero no debemos confundir dar las claves con hablar tipo político, que tras 30 minutos bla bla bla realmente no ha dicho nada.

Si no nos aclaramos para saber si un vestido es azul o blanco, ¿cómo nos pondremos de acuerdo a la hora de saber quién habla mejor o peor?

Quien es realmente un Gurú?

Normalmente a la hora de publicar sus contenidos, la diferencia clave entre un gurú y el resto es que la mayoría explican cómo hacer cosas, mientras que los gurús explican qué són las cosas, cómo entenderlas y como aprender a hacerlas.

Por encima de todo, un gurú es de los primeros en explicar lo que explican.

Para salir de dudas señalaremos quienes son los verdaderos gurús. Hubspot hizo esta recopilación de 101 frases de gurús del marketing. ¿Qué tienen en común? Todos ellos han fundado o ayudado a levantar empresas millonarias, nada de bloggers que se llevan 15 ó 20 mil euros al mes. Hablo de cantidades que me permitirían jubilarme de forma automática.

Esa gente sí puede aconsejar sin tener que decir “esta es solo mi opinión”, porque saben lo que dicen.

Otro detalle del “mal etiquetado gurú” es que en vez de dar ideas propias se dedica a repetir las de otros. Y porque generalmente estas ideas son puro sentido común que no se le había ocurrido a nadie conocido (porque casi siempre “ya lo decía mi padre que no tiene ni la eso pero es más inteligente que muchos titulados”)

Por cierto, aquí os dejo las 101 frases de las que os hablaba para que veas que personajes están citados:

Fases de un blogger hasta el nivel Gurú

Ahora os muestro las distintas fases que he identificado en los bloggers de los que conozco la trayectoria. Los que son etiquetados de Gurús, suelen llegar a la última sin haber demostrado lo suficiente, dejan de aportar valor en sus blogs, o no saben volver atrás cuando es necesario.

De cualquier forma, es mi opinión personal y este post solamente tiene la intención de explicar qué quiero decir cuando digo que alguien es un gurú, además de identificar quien NO lo es con solo mirar los últimos posts de su blog.

Porque realmente el problema no es ser o no ser un Gurú, sino encontrarse en la fase equivocada.

Tal vez otro día desarrollamos más estas fases del blogger.

Fase Probando

Ahora has descubierto que se puede hacer dinero con internet, o que tu negocio se beneficiaría de tener algo más que una fanpage. Abres un blog y te pones a explicar cosas, pero no tienes objetivos, experiencia ni un rumbo claro. No es una fase mala, es el comienzo de todo y suele determinar cuánto tardarás en tomarte esto en serio.

Fase Marca personal

Te das cuenta de que tu blog te trae más oportunidades de negocio que beneficios directos, y eso te encanta. Encuentras un estilo personal que te diferencia del resto, lo haces porque te gusta y de camino aprendes cosas que aumentan poco a poco tu valor. No todos pasan por esta fase, depende del objetivo final y a veces puede solaparse con otras formas de bloggear.

Fase Profesional On Fire

Estás lanzado, publicas regularmente, haces guest posting en todos los sitios que te lo permiten, colaboras con los grandes de tu sector y estás “hasta en la sopa”. No solo bloggeas sino que enseñas, respondes comentarios, resuelves dudas y consigues leads, contactos y conexiones casi con abrir la boca.

Esta sin duda es la mejor fase porque te obligas a aprender cosas nuevas aunque solo sea para aportar valor a tu comunidad o sacar tu empresa adelante. Si eres trabajador, inteligente y estás en esta fase tienes muchas opciones de tener éxito, pero recuerda que el que mucho abarca poco aprieta.

Algunos de los que están en esta fase simplemente disfrutan con empezar muchas cosas para ver lo que pasa o por puro placer. Y eso puede dar la falsa impresión de “este tío no acaba nada”. Pero personalmente creo que es mejor no acabar con las pérdidas de tiempo que llevarlas hasta el final (si es que la vida online tiene final)

Fase me lo tengo creído

Creérselo es bueno hasta cierto punto, pero es muy fácil dar la sensación de prepotencia o falsa modestia. Esta fase no es obligatoria y se puede confundir con ser un impresentable, maleducado o simplemente no poner atención a tu forma de comunicación. Toda persona debería vigilar siempre no caer en esta sección por mucha experiencia que acumule.

Fase cura de humildad

Si te dan un tirón de orejas, pierdes visitas, caen las ventas, u ocurre cualquier problema por el que veas que no escribes bien, o no escribes lo que deberías puedes ir a la desesperada a solucionar el problema. Ahora pareces más el gato de Shrek pidiendo otra oportunidad de demostrar lo que vales que un blogger que sabe lo que hace. Si te ocurre, es mejor que no se note.

Se caracteriza por repetir demasiado la frase “esta es solo mi opinión”, “se puede hacer de otras formas”, “igual hay una manera mejor”, etc.

Fase Iluminando el Camino

Te dedicas a enseñar el camino, pero no muestras cómo recorrerlo. Muestras la puerta pero dejas que tu lector decida la manera de cruzarla.

En realidad la mayoría de los que tenemos un blog somos parcialmente gurús, porque internet se divide en dos partes: Los que publican contenido y los que no. Y los que publicamos contenido, si enseñamos cosas, caemos automáticamente en esta categoría.

Aquí el problema es la manera de enseñar a pescar. Puedes hacer como un gurú y enseñar cómo descubrir las cosas y la manera de encontrar las llaves, o puedes ser un guía que muestre paso a paso el proceso, que detalle el material, la hora y el lugar dónde aparecen los peces y el estilo exacto de mover la caña para conseguir pescados.

Esta es la fase que identifica al gurú. Si llegas demasiado pronto o no la gestionas bien darás mala impresión, y si además la combinas con un networking activo puedes dar mala impresión; pero recuerda que en tu actividad online lo importante es que tus acciones te lleven hasta tus objetivos

No es del todo malo ser Gurú

Como ves las fases se pueden combinar y saltar (menos la primera, claro). Tampoco hemos dicho que sea algo malo, aunque de no ser que hayas fabricado millones, es una etiqueta que tiene muy mala prensa entre los bloggers pero que vende muchas entradas en las ponencias.

Si te dedicas a dar éxito a tu empresa y en tu blog escribes lo que te da la gana, pueden llamarte lo que quieran, porque tu vas tras tus objetivos sin importar lo que sople el viento.

Si en cambio vives de tu marca personal, o de afiliados, encasillarte como Gurú no hará más que perjudicarte.

Así que tu decides. Yo prefiero evitar la etiqueta porque tengo un programa de formación pero me gusta siempre ser práctico y evitar las teorías que mal aplicadas pueden llevar por el mal camino. Otros deciden rentabilizar al máximo su presencia online y bordarse la chaqueta con esta palabra para darle fama y reconocimiento a sus proyectos.

De todos modos repetiremos una vez más lo que ya deberías saber: Tus acciones online deben responder a unos objetivos. Si eres un gurú y te lo has ganado, enhorabuena.

El próximo post vendrá con video! Nos vemos.

Submit your review
1
2
3
4
5
Submit
     
Cancel

Create your own review

Average rating:  
 0 reviews
Compartir

2 Comentarios

  1. Antonio

    Hola Natan,

    “Esos malditos GURUS, que envidia les tengo”. Es broma o no.

    Gracias por el articulo Natan y muy bueno el webinar gratuito que estas ofreciendo para el curso de SEO.

    Gracias eres más que un Guru, eres un CRACK y eso es lo que cuenta, que sepas hacer lo que hacer y no contarlo, como hacen algunos seudo-loquesea.

    Un saludo

    • Natan Valencia

      Muchas gracias Antonio,

      el tema de la envidia es relativo, pero muchas veces da rabia ver que quien está en una posición de autoridad deja de esforzarse.

      Gracias por tus palabras, pero yo ni gurú, ni crack, hay gente buenísima trabajando desde prácticamente el anonimato y al final los que más se llegan a conocer suelen ser (normalmente) los mejores en el campo de “destacar” no en el campo de “seo”

      Un saludote!

Leave a Reply